PENSAR LA SEDUCCIÓN DESDE LA ESTÉTICA

Claudia Fernanda Barrera Castañeda

Resumen


La etimología de “seducción” proviene del latín se-ducere, que quiere decir separar del “buen camino”, “desviar del bien” o “empujar al error”, y para el siglo XVII ya tiene una connotación religiosa de la moral cristiana, en la cual la seducción (seductio) como sustantivo se entiende como corrupción o maniobra falsa...


Texto completo:

PDF