La lógica del abuso infantil

José Iñigo Aguilar Medina, César Rodrigo Moreno Cárdenas

Resumen


Este trabajo cuestiona las causas por las que se da el atropello entre personas y grupos. Analiza los motivos que han justificado, a lo largo de la historia, el abuso. Encuentra que una de las principales razones reside en que los humanos llegan a desconocerse en los seres que les son diversos, sea por su cultura, su posición social, por sus características físicas, etcétera. Determina que el ejercicio del etnocentrismo, que es un mecanismo legítimo de identidad grupal, cuando es deformado en sus pretensiones, desarrolla el germen del maltrato, que se concreta como intolerancia y permite clasificar al abusado como inferior y hacerlo víctima del prejuicio y marcarlo con el estigma. Establece que el sustento del abuso radica en la ignorancia del valor que contiene en sí mismo todo humano y en la falsa dicotomía a la que suele sometérsele para definirlo. La que expresa que no basta tener un cuerpo de la especie, sino que es necesario que cada sujeto sea capaz de demostrar su autonomía y su racionalidad, para que pueda gozar de la dignidad de persona humana. Dicha descripción del ser humano incide de manera directa en la promoción del abuso de los sujetos que se encuentran en una etapa de inmadurez, como lo son los niños. Propone, para contrarrestar la cultura del atropello, se está a favor del cuidado, para desmantelar las estructuras de violencia que nos incitan a actuar bajo la ilusión de que no debemos tener límites, que hemos de someter y abusar de todos y de todo.


Palabras clave


abuso; dignidad humana; infantes; humanización; cuidado

Texto completo:

PDF