EL CONTAGIO EMOCIONAL CONLLEVA UN DETERIORO DE LA SALUD EN POBLACIÓN NO CLÍNICA

Cristina del Rey Gómez, Nicolás Ruiz Robledillo, Miguel Bellosta-Batalla, Patricia Sariñana-González, Luis Luis Moya Albiol

Resumen


La empatía es fundamental tanto para el desarrollo moral como para la supervivencia del individuo en el contexto social. Empatizar implica ponerse en el lugar de los demás, reconocer e interpretar sus sentimientos y pensamientos, pero sin llegar a sentir lo mismo. Así, cuando el estado emocional del otro induce en nosotros la misma emoción se produce el contagio emocional o simpatía. El objetivo del presente trabajo es determinar si existe una asociación entre la empatía –en su componente cognitivo y emocional- y la salud. Esta última fue evaluada a través de indicadores autoinformados, incluyendo la percepción de salud general y la síntomatología somática y depresiva. Se llevó a cabo un análisis descriptivo transversal en población no clínica (n=54). Los resultados indican que tanto la subescala de malestar personal del componente emocional de la empatía como la de fantasía del componente cognitivo se asocian a un peor estado de salud. Estos hallazgos marcan un punto de partida para investigaciones más minuciosas que analicen la relación entre los componentes cognitivo y emocional de la empatía y la salud. Ello podría ser aplicado tanto a nivel preventivo como en las intervenciones psicoterapéuticas llevadas a cabo en el ámbito de la salud.

 


Palabras clave


Empatía; simpatía; contagio emocional; salud autoinformada.

Texto completo:

PDF