ABUSO SEXUAL INFANTIL Y DINÁMICA FAMILIAR

Analia Veronica Losada, Ivana Rosaura Jursza

Resumen


De acuerdo con Minuchin (1983), las jerarquías que involucran reglas de poder determinan la funcionalidad o disfuncionalidad de ésta. En las familias que atraviesan problemáticas de la violencia y el conflicto existiría un predominio de la jerarquía. El poder sería desigual y rígido, existiría una figura familiar con más poder, en la mayoría de los casos, sería el progenitor el dominante y el que abusaría del otro, con menor poder, que podría ser la esposa o hijos. Este desequilibrio de poder estaría dado por antecedentes de la historia personal de quienes estarían involucrados en este tipo de relaciones o sería producto de maniobras de control en la relación, de esta manera, se perpetuaría la violencia. Las triangulaciones perversas llevarían a agresiones sexuales entre los miembros, las cuales, darían lugar a patologías más severas. El abuso sexual intrafamiliar es considerado como una forma particular de violencia y de poder. Referencia al contacto o interacción sexual entre un niño víctima y un adulto agresor, que sería integrante de la familia. El agresor manipula al vínculo familiar mediante la utilización de poder que le otorgaría su rol, sería una agresión reiterada en el tiempo, en donde, se impondría la dinámica del secreto, siendo tardía su revelación. Este ejercicio de poder y de secreto se desarrollan en familias con características disfuncionales como resultado de factores que bloquean o perturban los mecanismos que regulan la sexualidad en el interior de la familia (Barudy, 1998).


Palabras clave


Abuso Sexual infantil, Familia, Dinámica familiar, Infancia, Grupos Familiares

Texto completo:

PDF