FETICHISMO METODOLÓGICO

Erick David Rodea Tapia

Resumen


Me interesa trabajar el uso político de la metodología, cualitativa y cuantitativa, para debatir la forma que adquiere esta práctica. Se trata de poner en cuestión esta política que somete el pensamiento del aspirante a investigador al exigirle abandonar lo subjetivo por lo objetivo (metodología cuantitativa), o bien, someter la subjetividad a un régimen teórico-ortodoxo para narrar experiencias intimas mediante investigaciones (metodología cualitativa). Ambas comprensiones reclaman saber y por ello someten la mirada y la escritura a favor de un discurso “científico”. Sugiero que existe una estrecha relación entre investigador y método que somete cualquier sospecha del investigador al uso político de la metodología lo que puede comprenderse como fetichismo, entendido como toda relación afectiva, de confianza y sometimiento a un único modo de entender el mundo. El término “fetiche” que en un inicio se utilizó en el campo de la economía, pasó al terreno de la clínica para describir el consumo libidinal siempre vinculado al inconsciente. De modo que el método mediatiza el placer cuando el sujeto esta frente al objeto hasta significarse en sometimiento, distancia y seguridad emocional, limando todo sesgo de anormalidad, de ahí la importancia de cuestionar la educación científica y sus efectos.


Palabras clave


Método, fetiche, educación científica, universidad, dispositivo.

Texto completo:

PDF