Pruebas de reserva coronaria

Daniel Ariza Herrera

Resumen


El estudio de la reserva coronaria nace con las primeras pruebas de eficiencia miocárdica realizadas por Maximovitch y Rieder y Edgecombe y Bain en 1889. Doce años más tarde aparecen los trabajos de McCurdy y Wilbur con los cuales se intenta valorar las funciones del corazón a través de las variaciones de la presión arterial y la frecuencia del pulso, despúes de someter al paciente a distintos tipos de ejercicio físico. A ellos les corresponde el mérito de haber señalado la importante contribución de la capacidad respiratoria en la correcta evaluación de la función cardíaca.

Palabras clave


Pruebas de eficiencia miocárdica; Reserva coronaria

Texto completo:

PDF